Traducir

13 abr. 2010

El traspié de mi princesa Letizia, la traición de un Letizio, que no soy yo !

La jura de Bandera de la Guardia Real ha sido una de las noticias más comentadas del fin de semana. Y no sólo por el hecho de que fuera la Princesa de Asturias la encargada de presidirla en solitario por primera vez, sino por el traspié que sufrió al término del acto y que a punto estuvo de terminar con su cuerpo sobre el suelo.

Todo transcurría con normalidad en el cuartel de El Rey del Palacio del Pardo, en Madrid. Doña Letizia, vestida con un traje de chaqueta blanco y unos zapatos rosas a juego con la blusa, pasaba revista y presidía la jura desde la grada bajo la atenta mirada de algunos familiares de la Familia Real, como Cristina de Borbón Dos Sicilias, su marido, Pedro, y sus hijos.

La princesa había vuelto a pasar con nota este nuevo reto. Sin embargo, al finalizar el acto, la princesa vivió un momento tenso al romperse el tacón de uno de sus letizios, algo que confirmaron fuentes militares a la agencia Servimedia.

Al parecer, el incidente tuvo lugar cuando ya había terminado la ceremonia y la princesa se dirigía a firmar en el Libro de Honor del cuartel, muy próximo al palacio de la Zarzuela.

El tacón de uno de sus ‘magrit’ rosa palo se partió, lo cual hizo que doña Letizia perdiera el equilibrio durante unos instantes. Finalmente, la princesa no cayó al suelo, ya que terminaron sujetándola algunas personas que la rodeaban. Se da la curiosa circunstancia de que la altura de los tacones no era de los más altos, esos que ya tienen fama como los letizios- que ha lucido, algo que ayudó, quizá, a que el incidente se quedara tan sólo en una anécdota. Fuente: Mujer.terra.es

Busca en red lo que quieras saber


El blog que me regalo Chola para luchar contra la pederastia, pica la imagen para ir allí