Traducir

16 jul. 2010

Fans de Olga Guillot siguen llorando su muerte

Los admiradores de Olga Guillot, la reina del bolero, llegaron a Miami vestidos con camisetas estampadas con la bandera cubana, algunos en sillas de ruedas y muchos con los ojos llenos de lágrimas.



"Estamos muriendo uno a uno", dijo una mujer que alcanzó a escuchar el alcalde de Miami, Tomás Regalado, cuando iba entrando a la iglesia.
"Somos una generación que va muriendo. Este es un momento muy triste porque la gente se identificaba con ella", agregó Regalado.

"La gente siente que también morirán como exiliados y eso es lo peor". Miles de personas, la mayoría exiliados cubanos contemporáneos a Guillot, se presentaron el miércoles en la iglesia de San Miguel Arcángel para rendir un homenaje póstumo a la reina del bolero.Una serie de fotografías en blanco y negro de Guillot grabando sus canciones, en el escenario y con su familia se proyectaron sobre un muro y dentro de su ataúd fue colocada una bandera cubana.

Afuera, una serie de altavoces inundaban el estacionamiento de la iglesia con la privilegiada voz de Guillot.
Fue la primera cantante latinoamericana que logró presentarse en el emblemático Carnegie Hall de Nueva York y en su carrera cosechó 10 discos de platino y 14 de oro.

Busca en red lo que quieras saber


El blog que me regalo Chola para luchar contra la pederastia, pica la imagen para ir allí