Traducir

16 feb. 2010

Polemica: Los principes de Asturias posan para Vanity Fair

No ha llegado a los quioscos y el número de marzo de Vanity Fair viene rodeado de polémica. No sólo la fotografía de portada sino la frase que abre el reportaje abren el debate de si la Casa Real ha ejercido un trato de favor o no con esta publicación.

La edición española de la revista llega este jueves con una portada que muchas publicaciones quisieran para ella. Bajo el título «Cita en Palacio. Los Príncipes más cerca que nunca», Andrés Aguayo y Eva Lamarca analizan la figura de los Príncipes de Asturias con datos desconocidos de su vida cotidiana. A pesar de que el reportaje incluye siete fotografías del británico Nick Dazinguer, la fotografía de portada tampoco es exclusiva de la revista, ya que pertenece a una cena de gala celebrada en el Palacio Real con motivo de la reciente visita a nuestro país del presidente de Vietnam. Ante las especulaciones sobre una posible llamada de la Casa Real para elegir las fotografías del reportaje, Lourdes Garzón, directora de Vanity Fair ha confirmado que "en ningún momento ha habido una foto que se retirara ni una llamada de Zarzuela pidiendo nada".

El texto recoge la voz de amigos sin identificar de los Príncipes que hablan de cómo es la pareja en su faceta más cercana y en la que aparecen detalles personales de la Princesa a la que califica de «insólita» porque «minimiza al extremo su papel». «No soy nadie, no soy nadie. El importante aquí es Felipe». La define como una mujer «fuerte y agresiva», vehemente, curiosa y lista y a la que «le gustaría posar para los fotógrafos elegante y exquisita, como Rania de Jordania. Pero no puede».

Dice Vanity Fair que «es el último flotador de la monarquía española». «Gracias a ella todos los actos aparecen en la prensa, aunque sea para hablar de sus zapatos o de su bolso».

Infanta Leonor: «Mamá, tú ¿en qué trabajas?

Además, sus autores recogen anécdotas privadas como la pregunta que la Infanta Leonor suele hacer a su madre: «Mamá, tú ¿en qué trabajas? Por España, hija, para tratar de mejorar mi país».

La publicación ha suscitado un gran debate entre los medios ya que "oficialmente", los Príncipes no conceden entrevistas. "Si hemos hablado con ellos para este reportaje no podemos contarlo", ha señalado Garzón. De hecho, así arranca el texto que señala que en la Casa Real impera el off the record y que las declaraciones de sus miembros "no se pueden entrecomillar".

Ahora la polémica está en si ha habido trato de favor o no y si la «cita en palacio» es literal o figurada.

Busca en red lo que quieras saber


El blog que me regalo Chola para luchar contra la pederastia, pica la imagen para ir allí